"Aquí no sólo vienen a jugar al pádel"




 “Aquí no sólo vienen a jugar al pádel”

Ángel Gracia es el máximo responsable de Espai Pádel, un club con más de cuatro años de vida en Blanes, población conocida como el Balcón de la Costa Brava, y en donde el servicio es el gran ‘valor’ de su éxito.

Por las instalaciones pasan entre 250 y 300 personas cada día. Al pie de dos de sus pistas, dos de las máquinas expendedoras de pelotas de Padel Vending, para él, “todo un éxito”. Espai Pádel es el resultado de ese servicio global a los que muchos clubes han tenido que recurrir. Restauración, pista multiusos, piscina exterior, incluso, zona chill-out, completan una oferta integral que les garantiza una ocupación media del 60 por cien.

“Al pádel juega todo el mundo”, se encarga de encarrilar la conversación Ángel Gracia, director de Espai Pádel (Girona, 2012) , club fundado hacer cuatro años y que cuenta con una oferta integral deportiva “para toda la familia”. Y es que uno de los grandes atractivos que explican el boom de este deporte es, precisamente, ése. Su manejo no es complicado y “se puede practicar en familia”, con lo que el concepto de club toma mucho protagonismo.

No es un club de socios, sino que cuentan con abonados, pero sí se gestiona como si lo fuera, puesto que hay un empeño en ofrecer un servicio integral, mucho más allá de jugar al pádel o hacer deporte. Cuentan con nueve pistas —cinco internas y cuatro externas— y el hecho diferencial: su oferta es global, con piscina, servicio de restaurante y, por supuesto, muchos otros servicios que marcan la diferencia y dan un valor añadido a un negocio. Como es el caso de las máquinas expendedoras de pelotas de pádel a pie de pista, de Padel Vending. “El concepto es una maravilla, un gran éxito”, asegura Ángel Gracia.

Por un lado, valora positivamente el servicio que ofrece Padel Vending, porque aporta valor al cliente, fundamentalmente. “Has traído pelotas?”, dice nuestra web, y a la vez una de las frases más  repetidas en las pistas. “No, se me olvidó”, suele ser también la respuesta habitual cuando hay tan amenazante pregunta, sospecha del desliz de no quedar en quién traía las bolas. Dejarlo todo, acudir a la recepción y volver a la pista. Se te puede ir un tiempo precioso, que no es importante porque pagas de más por menos tiempo, sino por la frustración que supone dejar de “disfrutar” de tu deporte favorito en el tiempo que habías previsto. “El concepto de tener estas máquinas, un éxito”, asegura Gracia.



La otra ventaja es de gestión. Las prisas, la urgencia —estás en medio de la partida— provoca aquello del “ahora te lo pagaré”, dice Ángel. Sin ser una cantidad excesiva, se producen descuidos, si hay una gran acumulación de clientes en la zona de recepción, o estás en una hora punta de juego. En fin, que hay pelotas que se pierden por el camino, y con las máquinas expendedoras de Padel Vending, todo queda resuelto, algo que nos cuenta a modo de recomendación para el sector. Compras las bolas en la pista y las consumes. Ahora bien, apunta que se ha de perfeccionar el sistema de pago de las mismas. Como siempre, la experiencia de compra es clave en la satisfacción al cliente. En Padel Vending ya se está trabajando en ello para ofrecer más alternativas al “monedero tradicional”, siempre sin olvidar su gran ventaja actual respecto al vending tradicional; no existe conexión eléctrica ni electrónica de funcionamiento, por lo que no hay consumo extra para el club ni paradas de máquina por averías.   

Los clubes de pádel han sido “la salvación de los antiguos clubes de tenis”, reconoce el alma mater de este negocio. La proliferación de estos centros, provocará una reestructuración natural del sector en el que, según él, sobrevivirán los que afronten el servicio de pádel como algo integral. “No sólo de pádel vive el club de pádel”, asegura Ángel Gracia quien cree que otra de las claves esté en “el grupo humano que lo formamos”. Ha levantado un negocio que “rula” y que cuenta con ocho trabajadores en plantilla, de los que cinco son monitores, lo que le permite abandonar un poco las pistas y centrarse en aspectos gerenciales y de gestión.

Eventos y servicios
Ambos conceptos son clave en el modelo de negocio de Espai Pádel Blanes. Ya hemos hablado de los servicios, porque “tan importante es jugar tu partido de pádel como tomarte tu cortado o tu aperitivo con las amigas”. Sí, amigas porque las mujeres son, precisamente, el otro gran secreto del boom de este deporte. “El número de practicantes  mujeres es bestial en el mundo del pádel”, razona. Es algo que ha ocurrido en otros deportes de éxito como el running, que no ha dejado de crecer y de incorporar al público femenino a su causa. Ello ha permitido, además, que el pádel se pueda practicar en familia. “Desde los 5 a los 70 años puede jugar todo el mundo”, cuenta sin vacilar.



Los torneos son el otro gran fuerte de su apuesta. Competir ayuda a practicar. Si tienes un objetivo, juegas más, entrenas más. Eres capaz de consumir por un curso de perfeccionamiento, una raqueta de calidad o una ropa deportiva que te permita jugar cómodo. Incluso, atrae a nuevos abonados a tu espai. “Es un aliciente”, dice Ángel quien, además, continúa compitiendo y domina en la categoría de veteranos, de la que ha sido ya campeón y, en el último campeonato (2015), subcampeón.

En las pista del Espai Pádel Blanes, hay un torneo cada mes (circuito interno) que se disputan en fin de semana. Y en octubre un Master (parejas). Además de ser eventos para enganchar a más usuarios y satisfacer a los que ya tienes, Ángel Gracia respira pádel y competición por los cuatro costados, y su carácter activo y competitivo, le hace disfrutar de cada uno de ellos. Algunos tan creativos como uno organizado para policías y bomberos en Malgrat de Mar. “Que se hable de ti y la gente se divierta jugando a su deporte favorito”, asegura.




Un hombre del pádel
“Lo que estoy haciendo con vosotros (entrevista para Padel Vending), no es fácil”, comenta entre risas. Y es que no tiene ni un segundo libre. Ha vencido la estacionalidad del juego —por las mañanas, las tardes, los fines de semana, el verano, la Navidad—. “La ocupación supera el 60%”, algo esencial para la viabilidad de un club deportivo como éste. Americanas, clases, torneos, eventos varios… Dentro de las clases, la Academia —la joya de la corona del club— en donde 60 niños (120 en el Escuela de Verano) llenan las pistas. “De las 17.30 de la tarde a las 11 de la noche, no suele haber huecos”, reconoce.



Y muchas más cosas

Con sus veinte años de experiencia, es desde hace seis técnico de Nox, una de las marcas de palas y demás material deportivo relacionadas con el pádel más prestigiosas del mundo, y de la que el argentino Miguel Lamperti (número 8 del ránking en el WPT) es su imagen visible más corporativa. Nox es parte esencial de toda la estructura de eventos y torneos de Espai y tiene unos valores que van mucho con su carácter en la escuela: “Nox es una de las pocas marcas que proporcionan su apoyo a los niños, siempre que obligatoriamente cuenten con sus buenas notas en el colegio”, añade a modo de ejemplo. Dispone también de una tienda online, con una base de productos de Nox, que le permite tener otro canal de ingresos y, sobre todo, ofrecer un servicio a la marca que le apoya en toda su acción comercial.

WPT, internacionalización del pádel…

Argentina es la técnica, España el paraíso (“donde está el dinero para el pádel”, dice), y entre los dos países dominan el circuito profesional “Los argentinos vinieron a enseñarnos a jugar y nosotros contamos con las infraestructuras”, añade. Ahora, toca lo mismo de los españoles con otros mercados (por ejemplo el europeo). Ayuda la internacionalización del WPT (World Padel Tour), con casi exclusiva presencia del circuito en ciudades españolas, y que empieza a exportar el producto. “En dos o tres años, veremos el despegue total del pádel”, augura Gracia, quien alaba el buen trabajo que se está realizando desde la Comisión Española para la Industria del Pádel (CEIP), presidida por Jesús Ballvé.

¿Del circuito profesional? Habla con pasión del número 1, Fernando Belasteguín. “Es el número uno indiscutible en el circuito”. La razón de esta afirmación está en la  “gran profesionalidad” y liderazgo del argentino, como lo demuestra el hecho de que con quien ha jugado de pareja, ha sido campeón. Cristian Gutiérrez, en hombres, y Carolina Navarro —pionera en el pádel femenino—, son sus jugadores preferidos en el circuito, más que nada por una cuestión técnica. “Soy de la vieja escuela que antepone la técnica a la fuerza y ambos representan esa forma de jugar”, matiza.

Más info sobre Espai Pádel Blanes en Facebook: Espai Pàdel Blanes
Más info sobre Padel Vending: WhatsApp +34 656 63 16 16 // info@padelvending.com

Dani Hermosilla
Sport Content Marketing by Padel Vending
"Comunicando emociones para tu negocio" en www.danihermosilla.es




maquina expendedoramaquina expendedoramaquina expendedora

¿Por qué funciona?

Testimonios

Empezamos

¿Sabías que ofrecer el producto justo en el lugar donde se necesita aumenta un 60% las ventas?


Más información >

Algunos comentarios y experiencias de usuario


Más detalles >

¿Necesitas externalizar el servicio de gestión de bolas en tu club? Nosotros te asesoramos


Contáctanos >